El acompañamiento, desde el coaching.

El coaching es la disciplina donde el coach te acompaña, a través de una relación colaborativa, al logro de tus metas y de los resultados que esperas. De hecho, el Coaching Ejecutivo ha ganado gran popularidad en el mundo empresarial desde los años 80´s.

Como apasionada de la ciencia, puedo destacar que el coaching es mucho más que anécdotas; existen numerosos estudios científicos que han demostrado sus beneficios en el bienestar general, rendimiento y satisfacción laboral, lo cual respalda su efectividad.

Un ejemplo es el estudio “Coaching ejecutivo: una exploración del valor percibido por el coachee”, Mosteo, L., Chekanov, A. and Rovira de Osso, J. (2021)”, que evidencia que la orientación y confiabilidad del coach, junto a la voluntad y autoconciencia del coachee, determinan la efectividad de sus sesiones de coaching.

Este valor percibido se debe al acompañamiento que se desarrolla en la relación de coaching, brindando apoyo continúo al coachee, y así contribuyendo significativamente a su desarrollo y éxito.

Este acompañamiento y sus resultados son posible gracias a que el coaching se compone de elementos interconectados que permiten lograr el resultado esperado, combinando una poderosa dinámica entre la estructura (el sistema de coaching) y lo orgánico (la relación entre el coach y el coachee). Esta combinación habilita al coachee apropiarse de sus intenciones y activar su compromiso hacia el logro de sus objetivos.

Tanto los elementos sistémicos, como el desarrollo orgánico, permiten que se genere una relación donde el resultado del coachee es siempre co-creado, y donde el coach es el facilitador de la creación de objetivos, procesos y resultados del coachee.

La interacción e iteración permite que el coachee logre los objetivos y resultados que espera, desarrollando así esas habilidades y hábitos que te permiten impulsar tu mentalidad de responsabilidad personal; y ser consciente de que tus decisiones y acciones contribuyen a crear tu futuro.

Lo podemos llamar “empoderamiento profundo y efectivo”; ya que el coaching, al contrario de lo que algunos piensan, es una relación que no crea dependencia. El coaching te empodera a lograr lo que deseas, y también a crear tu propia metodología para seguir enfrentando retos y alcanzando metas en el futuro.

Esta es la riqueza de la relación de coaching, donde el coachee puede decidir con qué, cómo y cuándo contribuir con su propio desarrollo, creando la conciencia de que su poder de decisión y acción le permitirá vivir según su propósito, y construyendo su individualidad, a la vez que impacta en positivo el entorno al que pertenece.

Con el acompañamiento que ofrece el coaching puedes desarrollar:

  • Claridad en tus habilidades y cualidades.
  • El ideal concreto de tu propósito y motivo por el cual existes.
  • Las habilidades y comportamientos que te permiten tomar decisiones.
  • Y muy importante, la capacidad de ponerte en acción con responsabilidad, construyendo tu propio bienestar y el de tu entorno.

Es así como el acompañamiento y acompasamiento que ofrece el coach a su coachee es una herramienta de alto valor, basada en empoderamiento y auto cuidado, seguros de qué estamos construyendo nuestro progreso.

Marisel de Yau

La autora es Doctora en Administración de Empresas y Coach Ejecutiva, acreditada como ACC de Intenational Coaching Federation.

Este artículo fue publicado el domingo, 28 de enero de 2024 en el Diario La Estrella de Panamá en colaboración con ICF Capítulo Panamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *